A la hora de vender o comprar, nos enfrentamos hoy a un
mercado convulso y complejo. Planet Villa Internacional recomienda hacerlo
mediante una agencia inmobiliaria (preferiblemente la nuestra por supuesto).
Hay un sector de la población que tiene aún cierto recelo hacia las
inmobiliarias, por lo que mucha gente pregunta: ¿cómo detectar una buena
inmobiliaria?

A continuación explicaré cómo debe trabajar, en mi opinión,
una inmobiliaria de calidad. Si nuestra agencia inmobiliaria no sigue estas
pautas, deberá encendérsenos una luz amarilla de precaución y vigilar que
nuestra vivienda o nuestra solicitud se está atendiendo de forma adecuada

1) la inmobiliaria de calidad… siempre da servicio.

Es lo que enseguida se ve: me cogen el teléfono a la
primera, me responden a los emails en el acto, son amables, si pido información
me la envían y si quiero visitar el piso de nuevo me lo ponen fácil. Las buenas
inmobiliarias han entendido que comprador y vendedor son hoy los dioses del
negocio inmobiliario, y como tales hay que tratarles. Por eso dan respuesta
inmediata

2) la inmobiliaria de calidad… cuida su cartera de
inmuebles.

La agencia de calidad se esfuerza en encontrar la aguja en
el pajar: el piso realmente vendible entre el montón de la oferta. Veré que en
su publicidad ofrece sus servicios a los propietarios, defendiendo su
experiencia y solvencia. Es una agencia
que no acepta el encargo de vender un piso cualquiera
; se esfuerza por dar
con los mejores. Buena señal: como comprador, eso me garantiza que ahí
encontraré los mejores precios

Como propietario, recibiré un trato exquisito pero muy
claro: me explicarán el proceso de venta, los pasos que seguiremos, cómo
establecer el precio. Si tengo que bajar, me explicarán exactamente cuánto y
por qué. Tendré una relación intensa con ellos, me mantendrán al día de
cualquier oferta que se presente y nos reuniremos a menudo. Me detallarán su
plan de acción para vender mi casa, la publicidad que van a hacer, la audiencia
de los medios en que se anuncian. Veré que se implican tanto como yo en la
venta. Eso es lo que quiero.

3) la agencia de calidad… está en Internet

También se ve enseguida. Ofrecen sus servicios y muestran su
cartera al público adecuado. En palabras de las mejores inmobiliarias, el 90% de las transacciones empieza hoy en
Internet.

4) la agencia de calidad… se recicla (esta parte es la más
compleja)

Están al día. Van a cursos y se actualizan. Saben cómo
funciona Internet y cómo usarlo para vender. Saben qué es un e-mailing y para
qué sirve. Saben que un anuncio destacado en un listado se vende antes y me
explican cómo se hace. Saben cómo hacer buenas fotos y cómo hay que presentar
el inmueble para que no pase desapercibido. Y casi lo más importante, disponen
de datos actualizados y fiables del mercado para saber a qué precios se están
vendiendo realmente las casas

5) la agencia de calidad… está acreditada

Es una empresa seria. Está inscrita en registros, colegios
oficiales, asociaciones y por tanto documentarán sus credenciales, su
antigüedad y sus referencias

6) la agencia de calidad… me tramita la hipoteca

No dejan ningún cabo suelto. La hipoteca es tanto o más
difícil de cerrar que la propia venta, así que están preparados. Tienen bancos
de confianza, acuerdos con oficinas y empresas de mediación hipotecaria. En
resumen, me ahorrarán el angustioso periplo de ir de banco en banco y se
asegurarán de que la operación no muera por el camino.

Tengamos en cuenta y también siendo realista que no existe
la Agencia Inmobiliaria Perfecta, y que este mercado, exige una actualización
casi diaria, debido a todos los “agentes” que participan en una operación de
compraventa están sujetos a muchos cambios legales. No es fácil encontrar
nuestra inmobiliaria, y no vale entrar a todas, porque eso generara que se retrase
el proceso de venta y el proceso de compra, y hasta donde yo tengo entendido
buscamos lo contrario.

Luis Andreu Orenes

Soporte@planetvilla.es